La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) manifiesta su repudio ante las agresiones sufridas por el periodista argentino Gonzalo Bonadeo el sábado 16 de junio en las afueras del Estadio de fútbol Spartak, de la ciudad de Moscú, Federación de Rusia.

El cronista deportivo se encontraba realizando la cobertura periodística del mundial para canal Trece del primer partido que disputaba el seleccionado argentino de fútbol contra Islandia, cuando a la salida del estadio fue atacado por la espalda con una botella e insultado por un grupo de simpatizantes argentinos. El agresor fue identificado por vestir una camiseta del club de fútbol argentino Vélez Sarsfield, mientras que los acompañantes de éste insultaron a Bonadeo por la devaluación de la moneda nacional frente al dólar estadounidense.

El reportero denunció lo ocurrido en su cuenta personal de Twitter y afirmó: “Al cobarde con una número 10 de Vélez que me tiró un botellazo estando yo de espaldas a la salida del partido espero que le haya hecho el día un gesto tan valiente. Y a los que me putearon por el valor del dólar, les sugiero volver a casita a cuidar los trapos. Y la guita”.

En cada oportunidad en la cual periodistas y medios resultan agredidos, debemos recordar que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha sido clara y taxativa el expresar que: “el ejercicio periodístico sólo puede efectuarse libremente cuando las personas que lo realizan no son víctimas de amenazas ni de agresiones físicas, psíquicas o morales u otros actos de hostigamiento”.

La Fundación LED se solidariza con el periodista agredido, reiterando la necesidad del desarrollo de la labor periodística en un clima pacífico y respetuoso de los derechos y garantías consagrados en la Constitución Nacional y los Tratados Internacionales que la integran.