Bariloche.- La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) manifiesta su preocupación por el ataque contra una torre de comunicación en Lago Puelo que dejó sin comunicaciones la zona.

 

Desconocidos derribaron una torre de 60 metros de altura, el domingo por la madrugada, a 13 kilómetros de la ciudad rionegrina de El Bolsón, en el sector conocido como Taza de Té.

En el ataque también incendiaron la casilla que guardaba equipos de comunicación, cortaron el teléfono y la televisión del área.

Según los medios locales, el atentado fue atribuido a la agrupación Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) ya que aparecieron pintadas con mensajes amenazantes con la firma del grupo radicalizado.

Además de afectar las antenas que retrasmiten la señal de Canal 7 de Rawson y la TV Pública Nacional, en el lugar había equipos de la cooperativa Coopetel de El Bolsón, que estaban dedicados al servicio de internet.

Según detalló el jefe de Servicios Públicos del Noroeste del Chubut, Mauro Palma: “Aún no podemos estimar la cifra que habrá que invertir para reponer todo el equipamiento dañado, pero seguramente será varias veces millonaria. Estamos conmocionados por lo ocurrido. Esta torre tiene más de 40 años prestando servicios en la región”.

Es importante recordar que la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la OEA establece taxativamente que tanto “el asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada”.

Desde la Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) sostenemos que lo sucedido constituye un atentado contra el derecho a la libertad de expresión.