La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) expresa su preocupación ante el procedimiento efectuado por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) sobre la periodista Magdalena Ruiz Guiñazú el día 5 de noviembre.

La periodista fue objeto de una “inspección integral” en su domicilio particular y el de sus contadores. La acción fue llevada a cabo por personal de la AFIP, ente recaudador de impuestos de la República Argentina. El operativo se realizó a pocos días de que la periodista denunció ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos que fue víctima de “escraches y persecuciones impulsadas por el Gobierno Nacional”.

Según se informó, la AFIP le solicitó a la periodista que mostrara sus movimientos contables correspondientes a los años 2012 y 2013. Luego los inspectores se presentaron en la oficina de su contador para recabar información adicional.

Como denunciamos en otras oportunidades, el Estado Nacional a través de diversos organismos, ha desarrollado mecanismos tendientes a acallar las voces de periodistas independientes. Estas acciones, donde nuevamente la AFIP participa en crear un clima de intimidación y castigo a quienes vierten opiniones disidentes, contrarias o críticas hacia la actual política nacional, tiende a fomentar la autocensura constituyendo una grave lesión a la libertad de expresión.

La Fundación ha marcado su posición al respecto en casos anteriores, como los de los directores Eliseo Subiela y Juan José Campanella, el actor Ricardo Darín o el empresario inmobiliario Jorge Toselli.

La persecución fiscal, amenazas y presiones pueden constituir graves limitaciones a la libertad de expresión cuando son utilizadas como un conjunto de medidas destinadas a generar un escenario intimidatorio hacia los periodistas y ciudadanos que expresen opiniones distintas a la del poder de turno, tal como sucede en este caso.

En particular y en lo que respecta a la afectación de los derechos de libertad de expresión, advertimos la desprotección y el peligro que se derivan de la acción denunciada.

El artículo 13 de la CONVENCION AMERICANA SOBRE DERECHOS HUMANOS, reconoce que “Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión.  Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección”.

Así también y tal como expresa la Declaración de Chapultepec, los periodistas no deben ser objeto de discriminaciones en razón de lo que escriban o digan, desde la Fundación LED instamos a garantizar plenamente los derechos vigentes previstos en nuestros plexos normativos como corresponde a una sociedad con plena vigencia del estado de derecho.

Desdela Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) continuaremos en la tarea de denunciar, dar visibilidad y advertir sobre hechos de estas características que afectan el respeto al derecho de libertad de expresión y el ejercicio de la prensa libre en nuestro país.