La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) manifiesta su preocupación por las reiteradas descalificaciones y destratos a periodistas y medios de prensa por parte de la portavoz de la Presidencia de la Nación, Gabriela Cerruti.

En una reciente conferencia de prensa la funcionaria, en tono de adoctrinamiento, amonestó a los periodistas acreditados en Casa Rosada diciendo que “algunas preguntas tienen agresión y opinión, y son editoriales en sí mismas” y en otro momento refirió «tengo que lidiar con los periodistas que buscan un título», finalmente en referencia a la función que cumple dijo que “es la voz oficial para que se terminen las fuentes y las versiones en off».

La vocera presidencial ha tenido una serie de ásperos contrapuntos con periodistas en los últimos meses lo cual ha merecido el reclamo y el repudio de organizaciones que representan a periodistas y medios de comunicación.

Expresiones como las mencionadas, vertidas por un funcionario cuya misión es poner en conocimiento de los ciudadanos el accionar del gobierno, no hacen más que cercenar el debate público, limitar la labor de la prensa y restringir el acceso de los ciudadanos a la información.

No corresponde a un funcionario público indicar a los periodistas y medios de prensa como deben realizar su labor, ni calificar la misma. La Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la CIDH establece que “la actividad periodística debe regirse por conductas éticas, las cuales en ningún caso pueden ser impuestas por los Estados” y el mismo organismo ha establecido que “un sistema de control al derecho de expresión en nombre de una supuesta garantía de la corrección y veracidad de la información que la sociedad recibe puede ser fuente de grandes abusos y, en el fondo, viola el derecho a la información que tiene esa misma sociedad.”

LED dará seguimiento a esta situación y continuará con su labor de defensa y difusión del derecho a la libertad de expresión y de prensa y de acceso a la información, consagrados en nuestra  Constitución Nacional y en los Tratados Internacionales que la integran.