La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) manifiesta preocupación por las declaraciones efectuadas por el Gobernador de Chaco, Jorge Capitanich,  que podrían afectar el derecho a la libertad de expresión en nuestro país.

El hecho sucedió durante una entrevista con El Destape Radio  el pasado 18 de noviembre, en la que Jorge Capitanich llamó a “regular” los medios de comunicación porque “la gente empieza a pensar lo que los periodistas proponen”, afirmó que “Esto es un grave problema y tiene que ver con competir en un partido de fútbol con cancha embarrada e inclinada, donde las probabilidades de éxito son cercanas a nulas. Esto no puede funcionar así y tiene que ver con el tema de la hegemonía de los medios de comunicación y la capacidad de regulación”.

Asimismo dijo que en las pantallas y radios hay “24 horas por días militantes de ellos” Y agregó: “Ellos tienen el esquema radio, diario, televisión, y después una hegemonía en la penetración en redes: algoritmos, inteligencia artificial. Bueno, eso es una asimetría severa” y  afirmó que “el oficialismo estará en problemas si en el futuro no “corrige estos esquemas de concentración no solamente de la propiedad sino también de la discursividad, algoritmos, etcétera”.

Declaraciones de esta naturaleza afectan el ejercicio de la libre expresión en nuestro país agravada por el hecho que sea un funcionario público quien presenta como peligrosa la libre circulación de ideas y opiniones y propone acentuar el control sobre  los  diversos medios de comunicación, incluyendo internet.

Entendemos que el funcionamiento de la democracia exige el mayor nivel posible de discusión pública sobre el funcionamiento de la sociedad y del Estado en todos sus aspectos, esto es, sobre los asuntos de interés público y la gestión pública y los asuntos de interés común deben ser objeto de control por la sociedad en su conjunto.

Claro está que el control democrático de la gestión pública, a través de la opinión pública, fomenta la transparencia de las actividades del Estado y la responsabilidad de los funcionarios públicos sobre sus actuaciones, y es un medio para lograr el máximo nivel de participación ciudadana. De allí que el adecuado desenvolvimiento de la democracia requiera la mayor circulación de informes, opiniones e ideas sobre asuntos de interés público, tal como lo ha expresado la Corte Interamericana de Derechos Humanos en reiteradas oportunidades

Por otra parte sostenemos que las declaraciones de altos funcionarios públicos contra medios de comunicación y periodistas por razón de su línea editorial, pueden conducir a aumentar el riesgo propio de la actividad de periodismo como así también  pueden comprometer la responsabilidad del Estado.

Desde la Fundación LED manifestamos preocupación ante las declaraciones efectuadas por el gobernador provincial y bregamos para que desde todos los ámbitos del Estado se garantice la efectiva vigencia y respeto del derecho a la libertad de expresión como base del sistema democrático.