La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) expresa su profundo pesar por el fallecimiento del caricaturista y artista plástico Hermenegildo Sábat.

Luego de iniciar su carrera en medios uruguayos, llegó a la Argentina en 1965, al renunciar a su puesto como secretario de redacción del diario El País de Montevideo. Fue convocado por las revistas Primera Plana, Crisis y Atlántida, llegando a escribir también en el diario La Opinión, medio del cual pasó en 1973 a Clarín para ser uno de sus principales caricaturistas, donde se mantuvo activo hasta el día de ayer.

Dado su profesionalismo y calidad artística, Sábat recibió numerosos premios internacionales tales como el Moors Cabot de la Universidad de Columbia o el de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), entregado por Gabriel García Márquez, al tiempo que fue declarado personalidad emérita de la cultura argentina y Ciudadano Ilustre de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en 1997.

El año pasado, en el marco de la 38 edición de los Premios Konex, recibió el galardón de Brillante por su larga y prolífica trayectoria en los medios de comunicación. En 1982 recibió el primero de sus Konex.

Cabe recordar la muestra de humor gráfico organizada por la Fundación LED durante la presentación de uno de sus informes “Limitaciones al ejercicio de la Libertad de Expresión”, en la que Sábat participó de la elección de aquellas obras nacionales y extranjeras que visibilizaron las barreras existentes al ejercicio pleno de los derechos consagrados a nivel internacional, en distintos países.

La Fundación LED reitera su pesar por el fallecimiento de Hermenegildo Sábat, un profesional que sufrió persecuciones durante diferentes dictaduras militares, como así también agresiones y fuertes críticas en gobiernos democráticos, pero que, aun así, reflejó como nadie la relación que existe entre el humor, el arte gráfico y la libertad de expresión.