La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) manifiesta su rechazo a las declaraciones del ex juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Eugenio Zaffaroni, asimilando a la prensa argentina con los partidos únicos de los regímenes totalitarios.

Durante una entrevista a la FM 107.3, realizada el pasado 4 de junio, el actual miembro de la Corte Interamericana de Derechos Humanos dijo que los medios de comunicación en la Argentina “cumplen la función de un partido único. Son el equivalente a los medios únicos de Stalin y de Hitler”.

Estas declaraciones son un agravio a toda la prensa argentina y lesionan severamente el derecho a la libertad de expresión y el acceso a la información por parte de los ciudadanos consagrados en nuestra Constitución Nacional y en los Tratados Internacionales que la integran.

Comparar a los medios de prensa de nuestro país con las maquinarias de propaganda de sistemas totalitarios es, no solo un desconocimiento de la importancia que estos tienen para las sociedades democráticas, sino que constituye una afrenta a la memoria de los millones de víctimas del Holocausto.

Al provenir de alguien que ha ocupado uno de los más altos cargos en el estado argentino, y que en la actualidad integra un tribunal internacional destinado a garantizar la vigencia de los Derechos Humanos, estas declaraciones se transforman en un instrumento de coerción para el ejercicio independiente de la labor periodística y alientan las expresiones de odio que deberían ser erradicadas en nuestra sociedad. 

La propia Corte Interamericana de Derechos Humanos el Caso  ”Ríos y otros Vs. Venezuela. Excepciones Preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 28 de enero de 2009” expresó que los funcionarios  “tienen una posición de garante de los derechos fundamentales de las personas y, por tanto, sus declaraciones no pueden desconocer éstos ni constituir formas de injerencia directa o indirecta o presión lesiva en los derechos de quienes pretenden contribuir a la deliberación pública mediante la expresión y difusión de su pensamiento”.

LED seguirá con atención las acciones del Estado argentino y del sistema interamericano de Derechos Humanos en el presente caso y continuará trabajando para que toda nuestra sociedad incorpore la labor de la prensa independiente como un requisito fundamental para el fortalecimiento de la convivencia republicana.