La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) manifiesta su preocupación  por el comunicado emitido por la Dirección de Comunicación del Senado de la Nación en el cual califica como “fake news” una nota publicada en el portal de noticias Infobae.

El día jueves 14 de julio, el portal digital de noticias Infobae publicó una nota en la cual daba cuenta de una reunión entre el Presidente de la Nación, Alberto Fernández y la Vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, en la misma se analizaban distintos temas de la agenda de gestión que habrían sido abordados por los funcionarios.

Pocas horas después, desde la cuenta oficial de la red social Twitter del Senado de la Nación, la Dirección de Comunicación del mismo emitió un comunicado en el cual con una placa de lo publicado por Infobae titulada “FAKE NEWS TOTAL” desmentía los dichos de la nota a la cual calificaba de “falsa noticia”.

Este tipo de acciones, en especial proviniendo de un organismo de tanta relevancia como el Senado de la Nación, cuya presidencia es ejercida por la Vicepresidenta, constituyen una severa limitación al ejercicio de la libertad de expresión y de prensa y de acceso a la información por parte de los ciudadanos, contemplados en nuestra Constitución Nacional y en los Tratados Internacionales que la integran.

LED se ha expresado en reiteradas oportunidades respecto del riesgo que implican para el debate público las noticias maliciosas (fake news), y sobre la necesidad de abordar esta problemática de manera seria y decidida. Sin embargo al mismo tiempo se ha manifestado claramente que bajo ninguna circunstancia puede ser un funcionario o un área del gobierno la que determine que noticias son verdaderas y cuales pueden tener contenidos maliciosos.

Al respecto debemos recordar que la Organización de los Estados Americanos y la Organización de la Naciones Unidas, mediante una Declaración Conjunta de sus Relatores Especiales en el año 2017, establecieron que “los estados únicamente podrán establecer restricciones al derecho de libertad de expresión de conformidad con el test previsto en el derecho internacional para tales restricciones, que exige que estén estipuladas en la ley” y que “las prohibiciones generales de difusión de información basadas en conceptos imprecisos y ambiguos, incluidos «noticias falsas» («fake news») o «información no objetiva», son incompatibles con los estándares internacionales sobre restricciones a la libertad de expresión.”

En consecuencia resulta claro que aceptar este tipo de acciones por parte de agentes gubernamentales violenta todos los principios establecidos en nuestro ordenamiento jurídico y en el cuerpo normativo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y pone en serio riesgo el ejercicio de estas garantías fundamentales para la plena vigencia de la democracia.

LED pondrá este caso en conocimiento de las Relatorías Especiales interesadas, y continuará trabajando para defender y difundir los estos principios al tiempo que continuará apoyando a periodistas, trabajadores de prensa y medios de comunicación para que la sociedad en su conjunto incorpore su labor independiente como una requisito indispensable de la convivencia democrática.