La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) manifiesta preocupación ante la situación descripta por la periodista Viviana Canosa en relación a mensajes recibidos en su teléfono personal, provenientes del Presidente de la Nación, Dr. Alberto Fernández.

De acuerdo a lo expresado por la periodista durante una entrevista en Radio Ciudad, el Presidente Fernández le envió un mensaje que ella misma calificó como intimidatorio en el cual le decía: “Te lo digo porque te quiero mucho, se te va a volver en contra lo que estás diciendo”, en referencia a las opiniones críticas a la gestión de gobierno que vierte Canosa en su programa Nada Personal, que se transmite por Canal Nueve.

Durante la misma entrevista Viviana Canosa mencionó que como consecuencia de esta situación evaluó dejar sus programas en radio y televisión ya que “mi vida vale mucho más”.

Este hecho reviste gravedad, ya que la comunicadora denuncia sentirse intimidada por la más alta autoridad nacional, lo que marca una evidente asimetría en la crítica del funcionario a los dichos de una periodista que, en democracia, debe tener garantizado su derecho a disentir u opinar sin restricción alguna.

La Declaración Conjunta sobre la Independencia y la Diversidad de los medios de comunicación en la era digital, del Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión, el Representante para la Libertad de los Medios de Comunicación de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), el Relator Especial para la Libertad de Expresión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Relator Especial sobre Libertad de Expresión y Acceso a la Información de la Comisión Africana sobre Derechos Humanos y de los Pueblos (CADHP), emitida en el año 2018 es clara al establecer que “es legítimo que los políticos y los funcionarios públicos formulen críticas, correcciones u objeciones con respecto a reportajes específicos en los medios. Sin embargo, cuando lo hagan, siempre deben tener cuidado de asegurar que sus comentarios sean precisos, evitar la estigmatización y la desacreditación de los medios y no amenazar a periodistas ni socavar el respeto de la independencia de los medios de comunicación.”

En consecuencia resulta imperioso que esta situación sea aclarada de forma inmediata ya que al estar involucrado el más alto funcionario del gobierno nacional se pone en riesgo la labor independiente no solo de la periodista afectada directamente sino de todos aquellos que ejercen esta profesión, con el daño que ello implica para la vigencia de la libertad de expresión y de prensa y el derecho al acceso a la información en nuestro país.

LED reitera la importancia que tiene el ejercicio de la labor periodística independiente en un sistema republicano y la necesidad de que toda la sociedad y en especial los funcionarios públicos respeten y alienten el debate público, el diálogo y el intercambio de opiniones, como único camino para consolidar y robustecer nuestras democracias.