La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) manifiesta su preocupación por el dictado de la sentencia de primera instancia judicial contra los periodistas Luis Majul y Daniel Santoro, en el marco de un programa realizado en ejercicio de su profesión periodística de investigación sobre un tema de innegable interés público.

El día 8 de julio de 2022, el Juzgado de Primera instancia en lo Civil N°2 hizo lugar parcialmente a la demanda iniciada contra Luis Miguel Majul, Daniel Pedro Santoro y otros, donde se trataron a grandes rasgos el derecho a la libertad de prensa, de información, el derecho a la libertad de expresión y la censura previa –entre otros-, todos estos protegidos por la Constitución Nacional y los Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos.

En esta condena, el Juez estableció una suma indemnizatoria millonaria, más intereses, fundada en aquella prueba que creyó conducente, pero sin bases de referencia proporcionales ni topes pre-establecidos, adicionándose a dicha suma la imposición a los periodistas, a la productora y a al medio de comunicación, de pagar altas sumas en concepto de costas legales del proceso.

Tal como lo ha expresado en reiteradas ocasiones la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la OEA, la prescripción legal de indemnizaciones pecuniarias excesivas en contra de medios de comunicación o de periodistas puede constituir, en sí misma, un poderoso factor de inhibición de la libertad de prensa por vulnerar el principio de proporcionalidad de la restricción y, por ende, resultan violatorias de la libertad de expresión.

Desde la Fundación LED continuaremos dando seguimiento a este caso y daremos visibilidad a cualquier acto o decisión que afecte el libre ejercicio del periodismo y la libertad de expresión en Argentina.