La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) manifiesta su preocupación por noticias vinculadas a una denuncia presentada por la actual Directora de la Agencia Federal de Inteligencia sobre acciones de espionaje ilegal aparentemente documentadas dentro de discos rígidos y archivos electrónicos del organismo.

Según la información brindada por la Directora Cristina Caamaño los archivos hallados dentro de las oficinas de la AFI demostrarían la existencia de una serie de acciones de inteligencia sobre dirigentes sociales y políticos. Dentro de esa información se relevaron listas de periodistas con información de sus redes sociales.

Al ser consultadas las anteriores autoridades sobre la naturaleza del la información hallada en relación a periodistas, fue relevada al momento de la acreditación para la cobertura de Cumbre del G20 que tuvo lugar a fin del año 2018 y, agregaron, que sólo se hicieron dichos listados con el fin de constatar la veracidad de la vinculación de los trabajadores con los medios que los acreditaban, dentro de las exigencias que planteaban los distintos países integrantes de la organización internacional.

Por otra parte, las derivaciones de la causa, de la cual se desconoce información específica, por estar bajo secreto de sumario, alcanzaría a políticos y dirigentes de distintas organizaciones, ya en el marco de supuestos seguimientos ilegales que están siendo investigados en el marco de otras denuncias en base a la documentación hallada.

Es importante que la justicia avance en el esclarecimiento de las denuncias formuladas, ya que la labor de los periodistas no puede estar sujeta a presiones ni ser sometida a acciones de inteligencia. Es importante además que se determine la cadena de custodia de los elementos electrónicos hallados, la autenticidad de los mismos, y la debida protección de los elementos hallados. Asimismo es importante el resguardo de la información por parte de las autoridades de la AFI ya que como lo expresó el periodista Luis Majul al presentarse como querellante de la causa constituida a partir de la acción de su directora, “por mi profesión podría haber conversaciones con fuentes periodísticas. Y esas conversaciones están protegidas por la garantía constitucional del secreto de la fuente”.

LED seguirá las derivaciones de este caso, bregando como siempre que la labor periodística sea protegida y respetada como parte del derecho fundamental de libertad de expresión y acceso a la información de todos los ciudadanos.