La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) manifiesta su profunda preocupación por la denuncia formulada por la conductora del programa “Viviana con vos”, Viviana Canosa respecto a hechos de censura sobre los contenidos informativos del programa que estaba por emitir en la noche del viernes 5 de agosto pasado.

La propia periodista  expresó en sus redes sociales “Esta noche ha terminado nuestro ciclo Viviana con vos, por A24. Hemos tenido diferencias con el canal en cuanto a la noción de libertad de expresión. Creemos que defender la libertad es también defender una institución básica”.

Según distintas fuentes, las diferencias a las que hizo referencia Canosa surgieron a partir de la decisión de las autoridades del canal de impedir que durante el programa del día viernes 5 de agosto se emitiera un informe en el cual se mostraban imágenes de ciudadanos acusando a funcionarios nacionales de corrupción. Esta situación llevó a la conductora a no emitir el programa y levantar su ciclo en América 24.

Las autoridades de la señal A24 emitieron un comunicado, sin hacer referencia al programa Viviana con vos, ni al informe que habría generado su levantamiento, argumentando que “ante la profusa difusión de videos callejeros tomados por desconocidos con teléfonos celulares, generando escraches con violencia no solo verbal sino también física a funcionarios públicos, políticos y dirigentes en general y luego de subidos a las redes sociales, la empresa ha tomado la decisión de no difundir los mismos”

Si bien los medios de comunicación tienen el derecho a fijar una línea editorial que refleje sus principios y valores, va contra los principios constitucionales impedir que se difundan hechos de la realidad que son de interés público, lo cual implicaría un cercenamiento de la libertad de expresión como derecho colectivo. Si esa conducta se establece además, en contrario a las opiniones o enfoque periodístico de los conductores, periodistas o equipo de producción del mismo programa, lo que se limita claramente es la independencia para el ejercicio de la labor periodística de los trabajadores de prensa y periodistas que ejercen su tarea en dicho medio.

Cabe destacar que en el presente caso es el propio medio el que reconoce el interés público del material que decidió censurar al destacar el mismo ha tenido una “profusa difusión” en redes sociales y que involucra a “funcionarios públicos, políticos y dirigentes en general”.

Recordamos que el Pacto de San José de Costa Rica establece que “toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión.  Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección.”  y que este derecho “no puede estar sujeto a previa censura sino a responsabilidades ulteriores, las que deben estar expresamente fijadas por la ley”.

Por otra parte en su doctrina la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha establecido que “la censura previa supone el control y veto de la información antes de que ésta sea difundida, impidiendo tanto al individuo, cuya expresión ha sido censurada, como a la totalidad de la sociedad, a ejercer su derecho a la libertad de expresión e información.” y además que “el derecho a la libertad de expresión y pensamiento está indisolublemente vinculado a la existencia misma de una sociedad democrática; la discusión plena y libre evita que se paralice la sociedad y la prepara para enfrentar las tensiones y fricciones dentro de la misma”, destacando “que la libertad de expresión engloba dos aspectos: el derecho de expresar pensamientos e ideas y el derecho de recibirlas.  Por lo tanto, cuando este derecho es restringido a través de una interferencia arbitraria, afecta no sólo el derecho individual de expresar información e ideas, sino también el derecho de la comunidad en general de recibir todo tipo de información y opiniones.”

LED se solidariza con la periodista Viviana Canosa, sus colegas y colaboradores, dará seguimiento a este caso poniéndolo en conocimiento de los organismos especializados correspondientes, y continuará trabajando para que toda la sociedad, y en particular quienes tienen la trascendental tarea de informar a la sociedad comprendan que ejercicio libre de la labor periodística es un requisito fundamental para el desarrollo de una democracia sana y robusta.