La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) manifiesta su profunda preocupación por las amenazas al periodista George Chaya por parte del grupo terrorista islámico Hezbollah.

Según distintas fuentes periodísticas, con confirmación de fuentes judiciales,  la Agencia Federal de Inteligencia de la República Argentina recibió de agencias de inteligencia del exterior información que da cuenta de la circulación de amenazas a Chaya por parte de Hezbollah en el Líbano. De acuerdo al informe que recibió la AFI el periodista “podría ser objetivo de una ataque” perpetrado por el grupo terrorista, aunque se desconoce la modalidad del mismo.

George Chaya es periodista de larga trayectoria, politólogo, historiador y escritor especialista en terrorismo y en particular en las actividades de Hezbollah, en la actualidad es colaborador del portal de noticias Infobae y colaboró como analista de terrorismo en el Ministerio de Seguridad de la Nación durante la gestión de la ex Ministra Patricia Bullrich.

Luego de tomar conocimiento de la amenaza, la AFI informó a la Policía Federal Argentina. Como consecuencia de estos hechos el Ministerio de Seguridad radicó una denuncia ante la justicia y dispuso un operativo de custodia para el periodista afectado.

Este lamentable hecho se da en el marco de la investigación que se lleva adelante en la Argentina por la presencia de una aeronave venezolano-iraní, que se encuentra retenida en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Algunos de los tripulantes de dicho avión son sospechados de integrar la organización terrorista que amenaza a Chaya. El paso del avión de la empresa estatal venezolana EMTRASUR por distintos países de la región despertó el alerta de verias agencias de inteligencia del mundo hasta que finalmente fue retenido en nuestro país.  

Recordamos que la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos establece que “el asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada.”

En consecuencia el presente caso constituye una clara amenaza al ejercicio de la libertad de expresión y de prensa y de acceso a la información por parte de los ciudadanos consagrados en nuestra Constitución Nacional y en los Tratados Internacionales que la integran y por lo tanto merece el máximo repudio por parte de toda la sociedad y un accionar decidido por parte del estado a fin de garantizar la seguridad y el libre ejercicio de la labor del periodista afectado y el pronto esclarecimiento de los hechos.

LED se solidariza con George Chaya, ya ha puesto el caso en conocimiento de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, dará particular seguimiento al mismo y continuará trabajando para que la labor independiente del periodismo, que constituye un pilar de las democracias, pueda ser ejercida sin obstáculos ni limitaciones.