Atento a la situación actual provocada por el avance del COVID-19 en el mundo, y los desarrollos tecnológicos utilizados por distintos gobiernos para el estudio y análisis de la enfermedad, así como para ejercer un seguimiento de los brotes de contagios a través de los teléfonos celulares de la población, se ha planteado un interrogante global sobre el impacto de las nuevas tecnologías sobre los derechos individuales de las personas, y el grado de invasión sobre la intimidad y las libertades de los ciudadanos que utilizan las aplicaciones de trackeo de contagio durante la pandemia.

Por este motivo, en conjunto con investigadores y profesionales, que colaboran con la Fundación Led de modo voluntario, se ha considerado necesario el estudio del funcionamiento de las aplicaciones App’s móviles destinadas a la recolección de datos de los usuarios, cómo funcionan las mismas y como se utiliza la información a la que
accede la aplicación para realizar el seguimiento de casos de enfermedad y presentación de síntomas.

La presente investigación pretende informar a la ciudadanía, analizando el caso de la App “CuidAR” de Argentina, sistema desarrollado por la Cámara de la Industria Argentina del Software Cessi en conjunto con la Secretaría de Innovación Pública, el Ministerio de Ciencia y Tecnología, la Fundación Sadosky y el Conicet, y su comparación con las desarrolladas por otros países, siempre con enfoque en la protección de la convivencia democrática, los derechos individuales de los ciudadanos y el respeto a los preceptos constitucionales.